Redactado por Luis Rodríguez (@SomosPolvo)

Cuando se trata de criptomonedas como el Bitcoin, el usuario, en lugar de una cuenta en una entidad bancaria necesita una wallet. Una wallet es un programa que guarda las llaves privadas de nuestras direcciones Bitcoin, y gracias a ellas, nos permite recibir bitcoins, guardarlos y usarlos. En esencia, para usar este tipo de programas uno no necesita apuntarse en ningún registro, hacer papeleo ni pedir permiso a ninguna entidad gubernamental o privada. Para obtener una basta con descargarse una aplicación que cumpla esta función (Como Copay o Electrum) e instalarla en nuestra computadora o smartphone.

La facilidad con la que podemos crear nuestra propia wallet, respaldarla y usarla (lo que no es más complicado que hacer transacciones a través de una plataforma de banca online) es una de las razones por las que decimos que monedas basadas en redes de pares (p2p) son más accesibles que el sistema bancario tradicional. Mientras que para tener una cuenta de banco uno necesita ir al banco, consignar un conjunto de documentos y cumplir con una serie de requisitos (además de esperar la aprobación de la entidad bancari, que puede en cualquier momento dejar de prestarnos el servicio, congelar nuestras cuentas, revertir nuestros pagos, etc), para acceder a las redes de pagos de las criptomonedas para operar con ellas uno solamente necesita obtener el software necesario para hacer transacciones en la cadena de bloques correspondiente: y eso (software especializado), son las wallets (también llamadas "billeteras", "monederos", etc).


Para ponerlo de la forma más simple posible, las wallets son el equivalente a las plataformas que usamos para acceder a los fondos de nuestro banco en Internet; entretanto que la banca digital nos da acceso al sistema bancario, las wallets nos dan acceso a las criptomonedas... Sin embargo, cabe destacar que las wallets tienen una ventaja ante el sistema bancario: nos permiten operar directamente con criptomonedas, mientras que cuando usamos el saldo de nuestra cuenta bancaria en realidad estamos operando con la promesa (que no siempre pueden cumplir, gracias al sistema de reserva fraccionaria que les permite usar el gobierno) del banco de pagar el dinero que ha sido depositado en ellos (deuda).

Una vez dicho todo esto supongo que muchos ya estarán intuyendo lo que plantearé a continuación: que no todo lo que brilla es oro y que no todo lo que se proclama como "wallet" lo es rigurosamente. En la actualidad, muchos sitios de Internet pertenecientes a empresas u otras organizaciones suelen ofrecernos "wallets online" que en rigor son más parecidos a los bancos que a wallets reales.

Si nos apegamos a que una wallet es simplemente "un programa que nos permite administrar nuestros bitcoins" estos sitios a los que personalmente denomino "bancos de bitcoins" (ejemplos son Coinbase, Uphold y XAPO) no nos mienten. Sin embargo, hay un detalle que generalmente sitios no nos aclaran y que no es evidente a simple vista: lo que ellos nos ofrecen no es el control verdadero de esas wallets (ni el de nuestras criptomonedas), sino plataformas por medio de las cuales podemos usar wallets que estan bajo su control. En otras palabras, estas empresas ponen en nuestras manos un servicio muy parecido al que nos prestan los bancos, y nuestros depositos en sus plataformas (el saldo de nuestras cuentas) son en realidad una deuda que ellos han adquirido para con nosotros.

¿Cuale es la diferencia? las llaves privadas, naturalmente. Las llaves privadas son el verdadero y único recurso que tenemos para reclamar la propiedad de nuestras criptomonedas. No hay sustituto. ¿Y esto realmente importa? Si, importa y mucho. El control de las direcciones donde estan depositadas nuestras criptomonedas dibuja la linea entre poseerlas y haberlas dejado en manos de otros.

Quiero aclarar que no con esto quiero satanizar a los "bancos de bitcoins" –muchos de ellos realmente nos ofrecen beneficios como transacciones off-chain gratuitas y han demostrado preocuparse por dar un buen servicio y proporcionar una seguridad bastante buena a sus usuarios–, pero si quiero alertar a todo bitcoiner para que en todo momento este consciente de sus decisiones... después de todo, el dinero no es algo que debamos tomarnos a la ligera, y definitivamente solo se puede decidir sobre lo que se sabe.


Nota: Aunque no llamaría "bancos de bitcoins" a las wallets integradas en servicios (como Localbitcoins) donde depositamos nuestros fondos sin acceso a nuestras llaves privadas (porque este tipo de portales no nos ofrecen "wallets" como producto, sino que las integran para poder ofrecernos otras cosas), no esta demás decir que lo mismo les afecta. De igual manera, quiero precisar que con este artículo no niego que sea posible ofrecer "wallets online" (o sea, wallets alojadas en Internet que sin embargo esten bajo el control del usuario). Billeteras como la ofrecida por Blockchain son ejemplos prácticos (entre muchos otros) de que las autenticas wallets online existen. De igual forma, también hay ejemplos de sitios (como la red social Yours.org) cuyo producto no son wallets online, pero integran autenticas wallets online cuyas llaves privadas o semillas estan a nuestra disposición.


Donar bitcoins al autor:

16T96SGyKriqxBwQdRgwY6CGnrFaXdy4Hd

Usa esta para donar BCH: 14gVQa7X9ZLBAdRP5Ta5v6Z9PhqZQnXbSJ