Redactado por Yessen Bruce y Tibairy Jiménez

Existe una moneda fuera del control de los bancos centrales, sin gobierno que la respalde y sin ningún sustento físico, pero con un valor de cotización de 222 USD en el mercado internacional. El Bitcoin en Venezuela se ha convertido en una excelente defensa para las personas ante el control cambiario, con un notable crecimiento en la comunidad durante el 2014. Las expectativas ante un cambio en la política cambiaria harán que el "BTC" (abreviación de Bitcoin) sea una tema recurrente durante el 2015.

En sus inicios, la criptodivisas más estandarizada del mundo, el Bitocin, solía valer 0,003 céntimos de Dólar la unidad, pero en el 2013 alcanzó una cifra tope mayor a 1000 USD , lo que en parte motivó su popularización en China .

El boom que desató esto internacionalmente no fue ajeno a los venezolanos, que vieron una oportunidad de inversión y una opción legal y segura alternativa al mercado paralelo de Dólares.


El uso del Bitcoin se ha extendido desde su nacimiento en el 2008. Si bien la primera transacción realizada con esta moneda fue para adquirir una pizza con peperonis, hoy en día es aceptada incluso como forma de pago para vuelos de avión en páginas como Expedia.com, pasando por artículos electrónicos en otras como Newegg.com y llegando incluso recientemente a ser aceptada por el gigante de Silicon Valley, Microsoft, para la compra de sus artículos desde cualquier parte del mundo sin intermediarios ni impuestos.

“Es el dinero del futuro. Es una tecnología que sirve para ponerle un freno al Estado y a los bancos” dice el periodista argentino, redactor en sobrebitcoin.com, Nicolas Antiporovich, una premisa que se registra en textos especializados sobre la criptodivisa. Ante esto la reacción de muchos Estados ha sido regular o prohibir su uso(el cual hasta ahora no ha sido el caso de Venezuela).

La falta de legislación por parte del Estado venezolano en materia de monedas electrónicas ha colocado el Bitcoin como una opción legal ante el mercado ilegal de divisas. Los objetivos de quienes acuden a Bitcoin, por supuesto, son variados: unos lo hacen como una forma de ahorrar en una moneda a la que tienen más confianza que el Bolívar, mientras que otros obedecen a motivos ideológicos, como es el caso de Julio Fernández, usuario de Bitcoin, quien aseguró que una moneda virtual, descentralizada le brinda libertad monetaria y mucha facilidad para adquirir productos que no están en Venezuela.

En Venezuela el Bitcoin tiene un valor entre los 43000 y 47000 VEF. Según paginas de cambio de criptodivisas como LocalBitcoins y SurBitcoin, que es la primera casa de cambio lationamericana de bitcoins con participación venezolana.

El Economista Kevin Charles, co-fundador y encargado de las finanzas de SurBitcoin asegura que la pagina mueve una cantidad “no muy grande”, de un millón de Bolívares aproximados, mensualmente. “A veces un poco más, a veces un poco menos”. Charles describe su empresa como “un mercado online que reúne a compradores y vendedores de Bitcoin, que les permite hacer transacciones de forma segura”.

El economista y analista de finanzas, Henkel García, quien actualmente es uno de los directores de Econométrica, no se reserva al momento de opinar sobre el Bitcoin y el reciente auge de usuarios en territorio venezolano. Coloca como límite para lo que denomina “boom del Bitcoin” mediados del año 2015, donde espera se habrá un mercado abierto de divisas en el país.

“Aunque las personas que estén en los Exchange de criptomonedas sean fieles por cuestiones ideológicas la merma de la población que invierte en esto será notable porque al menos un 20% – 10% están ahí como una forma de ahorrar”, expresó. Para el economista la alta volatidad y baja aceptación relativa que tiene la criptomoneda no la hace la mejor moneda para tener y agrego que el entusiasmo por esta moneda es temporal.


Cuestiones como el reciente caso del supuesto hijo del Diputado Guido Ochoa, que compró por medio millón de dólares la empresa quebrada "Hastfast" que producía equipos de minería Bitcoin (manera alternativa de obtener criptodivisas), no encierra planes ocultos del gobierno sino un experimento personal de esta persona.

Aconsejó a la población de que si el objetivo de invertir ahí es mantener el valor de su dinero, no debería pensar en el Bitcoin, recordando que su volatilidad es muy alta y que el año pasado perdió el 60% de su valor. Considera que para el año 2015 quienes se verán más afectados serán quienes están en ese “pool de acciones” y compraron en el mercado secundario.

Por otro lado, el también Gerente General de SurBitcoin, Kevin Charles, también presume una futura apertura de un mercado abierto y asegura con toda certidumbre que quienes usan bitcoin como depósito de valor migrarán al Dólar, pero que esto no afectará tan fuertemente el mercado de criptomonedas en el país.

Charles cree que la apertura de un mercado abierto de divisas es la oportunidad de realizar “campañas de publicidad más agresivas”, que fortalecerán el uso de la moneda.

“El precio del Bitcoin no es tan importante como puede parecer, para el aumento de su adopción y para su uso actual no es relevante. Lo interesante es ver como el número de transacciones se multiplica cada día, el número de comerciantes que lo aceptan como pago crece y el número de nuevos usuarios se dispara con cada noticia, buena o mala” dijo el fundador de bitcoinvenezuela.com y soporte en Coinbase, Randy Brito.

Al igual que Brito, no todos los usuarios de Bitcoin lo ven con carácter especulativo, sino como una forma de contribuir a la aceptación de una moneda descentralizada que no se rija por gobierno alguno ni banca pública o privada. Otro aspecto importante a considerar al hablar de este tipo de monedas digitales es la minería, cuya comunidad según Randy Brito, no es muy extensa. La minería es una forma de generar Bitcoin mediante al aseguramiento de las transacciones que se hagan con esta moneda.

Casos como el del individuo llamado Guido Ochoa son representación de este fenómeno porque indirectamente es una forma de generar divisas. Para hacer minería de criptodivisas se necesitan equipos especializados, lo que según el fundador de Bitcoin Venezuela ha alejado esta forma de generar ingresos de las masas por ser muy costosos (de ahí el alto interés por la minería en Venezuela, pero que la comunidad minera sea escueta).


A pesar del auge del Bitcoin, durante el 2014 generó pocas noticias en el país, siendo la más relevante la anterior mencionada, no se evidenció interés o expresiones algunas del gobierno acerca de este tema, obviando una pequeña mención en el programa con el Mazo Dando por parte del Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en la sección de comentario de su programa del día 16 de octubre del 2014. Lo que contrasta con la postura de su aliado político en Ecuador que decidió prohibir la moneda y crear una alternativa propia y así evitar su propagación.

Ir en contra de la criptodivisas no es una tarea sencilla, países como China o Estados Unidos tienen leyes más suaves para las monedas virtuales. Si bien en China es ilegal que las entidades bancarias o casas de bolsas traten con criptomonedas la población en general es libre de comerciar, ahorrar o especular con la misma, mientras Estado Unidos, no lo considera en su legislación como dinero, sino un bien comparable con un titulo valor.

Una futura legislación venezolana sobre el Bitcoin podría traer dos consecuencias: la primera es la extensión de su uso al verse acompañada por leyes que amparan los procedimientos con Bitcoin, lo que fortalecería su uso en transacciones, según Kevin Charles, siempre que está se vea acompañada de un mercado de divisas abierto. La segunda posible consecuencia es que su uso sigue creciendo en menor medida como lo ha venido haciendo hasta ahora, ya que para Randy Brito, del equipo de soporte en Coinbase, "el Bitcoin, el protocolo y la red, no puede ser regulado".

En una muestra de 20 usuarios de Bitcoin conseguidos en redes sociales como Facebook y Linkedin, específicamente en grupos como Bitcoin Venezuela, Bitcoin Lationamerica y Bitcoin Argentina, se evidenció al preguntarles sobre si la caída de los precios del Bitcoin en el 2014 disminuye su confianza en la moneda la respuesta fue negativa.

La mayoría de los entusiastas del Bitcoin lo ve de una forma idealista donde lo que importa es su aceptación. Para ellos, su valor que no está delimitadoo por su precio, sino por su nivel de aceptación creciente y el aumento de las transacciones con este. Para ellos Bitcoin es el “dinero del futuro".

La realidad del Bitcoin u otra Criptodivisa en Venezuela se verá y yace signada con la expectativa de la apertura de un mercado abierto y legal de divisas. Aunque muchos de los usuarios perciben la moneda como una bandera ideológica en oposición al control de los bancos y gobiernos, una gran parte de sus usuarios lo hacen con fines especulativos para aumentar o mantener el valor de su dinero.


Donar bitcoins al autor:

1CqHucQpeDdCGJC4PVG6zy9gvC5eLmaqPB